HISTORIA

Mi hija padecía problemas de dermatitis atópica y dermatitis seborreica desde bebé. Por lo que tuve qe visita muchos doctores de diversas especialidades. Al no ver mejoría, una dermatóloga me recomendó aplicar cortisona; en ese momento dije, ¡No más medicinas ni químicos! Debía existir algo natural que curara su piel. Entonces fue como empecé a investigar y a tomar cuanto curso podía, de productos naturales y cómo elaborar todo lo que utilizaba de la naturaleza en la piel de mi hija.

Buscando materias primas para hacer todo lo que se necesitaba, me dí cuenta que en Guatemala no habían productos realmente naturales u orgánicos. Así que empecé a importarlas para producir los jabones y cremas.

Al pasar el tiempo e ir perfeccionando mi técnica, mis familiares y amigos querían que les vendiera lo que fabricaba; al ver los beneficios y calidad de mis productos.

Estos fue en el año 2012, desde entonces hemos crecido y ahora tenemos más de 150 productos. Todo de la más alta calidad posible al mejor precio.

Ahora somos una empresa familiar donde todos participamos en la elaboración, envasado y etiquetado de cada uno de nuestros productos que estan hechos con amor y pasión.

Close

Cart

No products in the cart.